Cachaca

cachaca

Es la historia de la cenicienta, el encargo de este proyecto es por parte de Carolina Tovar -Pedagoga-  la Monark Kross se encontró en una chatarrería de Suba, allí estaba lista para ser reciclada y la vida le dio una nueva  oportunidad de convertirse en bella princesa, una cicla que por sus dimensiones  de marco se ajustaba a la talla pequeña de la propietaria, se le hizo un trabajo que exigió  soldadura y rectificación de marco, cromado, pintura y guardabarros nuevos, canastilla y tapizado de silla.

Esta cicla hoy recorre Bogotá en un recorrido de mas o menos 8 kilómetros diarios, luciendo mas hermosa que cuando fue comprada por primera vez.

cachaca2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *